Fibroadenoma – Causas

El fibroadenoma, o la aparición de varios de ellos, es la forma de tumor benigno más común en las mujeres, en especial si se encuentran entre el rango de los 20 a los cuarenta años, es decir desde la edad adulta hasta la menopausia, aunque se han encontrado varios casos de adolescentes y posmenopáusicas con fibroadenoma pero son casos poco comunes.

Estos tumores benignos aparecen en las mamas, formados por tejido mamario cubierto de otro tejido que se siente como pequeñas masas firmes pero elásticas con el simple hecho de palpar la mama con los dedos, aunque en ocasiones estos son muy pequeños que no se pueden sentir con el examen físico y es necesario un microscopio para poder localizarlos.

Fibroadenoma
Las mamas en la mujer sufren muchos cambios a través de su desarrollo físico normal, obviamente el cambio más evidente es su crecimiento luego de la menarquia o primera menstruación en la adolescencia, pero también existen cambios a corto plazo que se pueden notar durante el ciclo menstrual a lo largo de la vida de la mujer, y esto se puede dar como un crecimiento leve de las mamas durante la menstruación, pero vuelven a su tamaño original luego de haber concluido el ciclo, es decir por unos 4 o 5 días. A veces también se pueden desarrollar pequeños bultos que se sienten y pueden ser motivo de alarma en una persona, pero no significa que sean tumores, simplemente un pequeño endurecimiento de alguna sección, glándula o lóbulo dentro del tejido mamario que también desaparecerá luego del ciclo menstrual y podrían dejar de aparecer por un largo tiempo o volver al siguiente mes. En el seno existen también depósitos adiposos o, en otras palabras, depósitos de grasa que en ocasiones toman una forma redonda y aislada que puede parecer como si fuera una protuberancia anormal pero que en realidad desaparecerá al cabo de unos días, o incluso al cabo de unas pocas horas. Por esto lo mejor es mantener la calma si se encuentra una irregularidad en las mamas y acudir al médico en caso de que se piense que podría padecer de alguna enfermedad cuando los bultos se vuelven más duros, no desaparecen, empiezan a crecer o se siente dolor al palpar uno de los bultos, y de todos modos los exámenes rutinarios para diagnosticar cualquier enfermedad en el tejido mamario es necesaria y una medida de precaución ante el desarrollo del cáncer de mama, en especial si se tiene un antecedente familiar de tal dolencia.

Los cambios en el seno, durante la menstruación son normales, pero el fibroadenoma aparece como una masa redonda con bordes fácilmente reconocibles al palparlos pero no causan ningún dolor y son móviles dentro del seno, pero no se debe pensar que estos fibroadenomas significan un cáncer de mama, pues estos son benignos y no constituyen un riesgo para la salud, a menos que empiecen a crecer dentro de la mama, en cual caso será mejor la intervención quirúrgica para su extirpación de manera total.

La causa de estos fibroadenomas es en general desconocida, porque su detección puede darse mucho después de la exposición a algún factor de riesgo, lo cual hace difícil la detección de su causa o conjunto de causas, sin embargo, por afectar a mujeres que son mayores de veinte años y menores de cuarenta, más aun a menores de treinta años, existen fuertes razones para creer que la causa principal son los estrógenos producidos dentro del mismo organismo. Se desarrollan como consecuencia de una hipertrofia del tejido conectivo y del tejido epitelial que podría estar apoyado por la producción aumentada de los estrógenos en algunas mujeres, aunque otras pueden resultar inmunes a estas consecuencias. Los estrógenos entonces pueden ser la primera causa de fibroadenoma aunque no hay estudios concluyentes sobre esta afirmación. De todos modos se ha observado a mujeres embarazadas y se nota un crecimiento de los fibroadenomas dentro del seno, dando una razón más para pensar en esta causa debido a que durante la gestación la mujer produce mayor cantidad de estrógenos para así proteger al feto dentro de la placenta y para incrementar la producción de leche materna dentro de las mamas. También se han detectado causas genéticas de fibroadenoma, dado que las mujeres de raza negra tienden a presentar fibroadenomas en mayor medida que las mujeres de otras razas.

De todos modos, los fibroadenomas no son un riesgo para la salud y pueden permanecer dentro de la mama por mucho tiempo para luego desaparecer por simple absorción o tan solo presentarse durante episodios dentro de la gestación, sin alterar en ninguna forma el transcurso del embarazo.

Crédito de la imagen Fibroadenoma